Colchones Pamplona - Gorricho

A la hora de elegir una almohada para tu descanso son muchos los factores a tener en cuenta y entre los más importantes se encuentran la postura en la que duermes cada noche y la firmeza de tu colchón.

Elegir almohada si duermes de lado

Una de las posturas más comunes para dormir es la posición de lado, la cual,suele aliviar las tensiones  lumbares acumuladas durante el día. Si duermes de lado y tu colchón es de firmeza suave, deberás escoger una almohada de fibra baja o una almohada viscoelástica suave. Es importante que, en cualquier caso, la almohada que elijas sea transpirable y ofrezca un soporte fresco a tu cabeza.

Si tu colchón es de firmeza media, elige una almohada de altura y firmeza media sin renunciar al paso de aire continuo hacia su interior; y si la dureza de tu colchón es alta utiliza una almohada alta y firme, intentando que su grosor sea idéntico a la distancia que existe entre la base de tu cuello y el extremo de tu hombro.

 

Elegir almohada si duermes boca arriba

Si duermes boca arriba, deberás elegir una almohada que consiga maximizar la posibilidad de alineamiento en tu columna vertebral. Para ello, elige una almohada cuya firmeza sea proporcional a la firmeza de tu colchón. Por ejemplo si tu colchón es suave y adaptable, una almohada viscoelástica de altura baja será una excelente opción; y si, en cambio, tu colchón es de firmeza media o alta, escoge siempre una almohada de altura media con dureza y adaptabilidad media o alta, según las características específicas de tu colchón.

 

Elegir almohada si duermes boca abajo

Dormir boca abajo implica una posición perjudicial para el descanso correcto de la espalda y el cuello, pero hay quienes encuentran en esta postura la comodidad que precisan para poder dormir cada noche.

Si eres una de las personas que duermen boca abajo y tu colchón es de firmeza media o alta, deberás escoger una almohada muy baja y suave, similar a las almohadas para niños.

En cambio si tu colchón es suave y adaptable, dormir boca abajo puede hacer que la parte inferior de tu columna se desvíe ocasionando molestias posteriores al descanso. Para evitar en la medida de lo posible las desviaciones y daños en la columna vertebral, deberás colocar tu almohada bajo la zona de la pelvis, disminuyendo de esta forma el hundimiento que se produce en parte baja de tu cintura al dormir en esta posición.

 

Si quieres saber más sobre técnicas para descansar mejor, no dudes en consultar nuestro blog y en caso de que necesites asesoramiento, acércate a nuestras instalaciones para ver y probar nuestra gama de productos.

Call Now Button